Acerca de la investigación

Curaduría de María José Monge, Curadora de Artes Visuales MBCCR

La exhibición Juego sucio, incluyó las obras más significativas de los 30 años de exploración del artista costarricense, José Miguel Rojas.

El trabajo de Rojas se ha ganado un sitio en la historia del arte costarricense debido a su contundencia, ímpetu y al poder que tienen sus imágenes para detonar todo tipo de reacciones. Sin embargo, hasta la fecha no ha existido un acercamiento a la totalidad de su producción. Esta muestra pretendió llenar ese vacío y hacer una aproximación –más que cronológica, transversal- que incluyera los grandes asuntos sociales y existenciales que motivan su producción.

Acerca de la exhibición

La muestra fue divida en tres ejes que agrupaban a las obras según elementos comunes de forma y contenido.

El primero de ellos se llamó Sin eco en otro cuerpo y reunió pinturas que confrontan al ser humano consigo mismo o con otros. Retratos de parejas, autorretratos e imágenes de iconos de la cultura pop se convierten en cuerpos desolados o unidos, violentados o amorosos.

El rostro de la violencia fue el nombre del segundo eje. Este conjunto de obras mostró a los visitantes decenas de rostros de víctimas o victimarios de la violencia originada por las estructuras de poder político, religioso, económico y hasta cultural.

Finalmente, se reveló otra faceta del artista en el eje titulado La imagen subvertida. Aquí, caras conocidas o desconocidas revelaron la exploración de Rojas en torno a la construcción de la imagen.

 

 

Artículos y publicaciones

José Miguel Rojas explora cuerpos

Imágenes para inquietar

José Miguel Rojas explora cuerpos

Imágenes para inquietar

Enlaces de interés

Juego sucio/ En contacto con la curadora

José Miguel Rojas acerca de su obra

Jugar sucio con el arte visual