fbpx
Skip to content Skip to sidebar Skip to footer
Museo cerrado 25 de julio
S.J. Under Plaza de la Cultura. Between av 0 y 2, Street 5
Museo cerrado: 14 agosto
S.J. Under Plaza de la Cultura. Between av 0 y 2, Street 5

Soy tnica / Por Isabelita

Soy tnica!
¡Por mis venas corre sangre indio americana, chumeca y pulseadora!
¡Por mis venas corren los risibles regaños de la Juana cuando llegábamos hechos una pelota de barro y nos bañaba con la manguera, antes de que llegara la patrona y encontrara a sus chigüines sucios y hambrientos! ¿Qué va a decir la señora puej?
¡Por mis venas corre sangre del maíz con el que doña Eva hace las mejores tortillas de queso! !Corre sangre del nacatamal que me ofreció José una fría noche navideña que llegamos a cobijarnos al alero de su casa en un torrencial aguacero!
Por mi cuerpo corre sangre de los tiernos arrullos con que la nana de mis hijos los mecía pacientemente y que tanto me provocaban a acurrucarme yo también en su regazo.
¡Todavía siento en mi pecho el corazón acelerado cuando don Rubén nos cruzaba por el río Toro en aquella panguilla que se tambaleaba para todo lado mientras él miraba de reojo que siguiéramos completos! ¡Era mágico como sorteaba las piedras y los troncos!
¿Y qué decir de don Álvaro que socaba una y otra vez la cincha de la montura para que lo loca de Isa saliera como descosida a liberar sus estreses? ¡Pobre bestia me decía!
¡Soy tnica! Porque todavía babeo con las historias de Pancho sobre la danta gigante que ronda su choza en las tenebrosas noches de luna… Y cuando dice que siempre anda con la escopeta lista para correr al puma que quiere vengarse de él porque le arrebató al ternerito recién nacido…
¡Soy tnica porque el médico atendió la emergencia de mi hija sin pereza y con extraordinaria vocación! ¡Porque el comerciante se esmeró en servirme con respeto! ¡Porque el peón tuvo la paciencia de soportar mis indecisiones de dónde sembrar la mano e´tigre que me trajo de la montaña!
¡Soy tnica porque cuando mi Brenda me insinúa la posibilidad de irse siempre le aclaro que yo me voy con ella!
Porque entré en estado de pánico cuando supe que se me había quedado al otro lado de Nicaragua en una de las tantas revueltas y mi corazón se me hizo un puño de solo pensar en la posibilidad de perderla…
Y Dios nos permitió fundirnos nuevamente en un lloroso abrazo que de alguna manera encerraba todas estas experiencias que han marcado mi vida y mi amor por los paisas
Soy tnica

*These stories reflect the perspectives and opinions of each author.

Este es el subtitulo
Este es el título del popup

Este es el contenido

Texto del boton
ENG