fbpx
Skip to content Skip to sidebar Skip to footer
Museo cerrado 25 de julio
SJ, Bajos de la Plaza de la Cultura, entre AV 0 y 2, calle 5.
Museo cerrado: 14 agosto
SJ, Bajos de la Plaza de la Cultura, entre AV 0 y 2, calle 5.

Recuerdo de una canción / Por Felipe Naranjo

 

Era un joven de 25 años y me encontraba en un bar de un barrio de inmigrantes en Madrid, por cierto, el bar se llamaba La Violeta; era la primera vez que visitaba Europa y la travesía iniciaba por Madrid, así que podrían imaginar que tan al tope estaba mi emoción.

Me encontraba con mi hermana y unos amigos de mi hermana que frecuentaban el lugar… cuando de pronto me dice mi hermana:

“Mae! Vaya a la barra y se trae una birras!”

Me dispuse a caminar hacia la barra mientras se escuchaba una música que a todas luces parecía instrumental española. Mientras me acerco, me percato de que tengo a dos jóvenes a mi derecha hablando entre ellos.

“Dos cervezas por favor!”

Cuando me traen dos cañas, me doy cuenta que rápidamente me va a hacer falta más cerveza… por lo que le digo al compita de la barra (que por cierto tenía un parecido increíble a Dante el de “illya kuryaki and the valderramas” cuando tenía el pelo largo):

“Voy a necesitar dos cervezas más, voy a dejar estas allá y ya casi vuelvo”

Me dispongo a dejar las primeras dos birras en la mesa donde estaban las personas con las que llegué al bar y cuando vuelvo a la barra, me dice uno de los que estaban en la barra:

– “Disculpa, de donde eres?”

+ Hola, Yo soy de Costa Rica” le respondí

– Y porque hablas así?”

+ Así como? Le dije un tanto extrañado

– “Mi intensión no es ofender, pero esa R suena como a un gringo tratando de hablar español. Mucho gusto, me llamo Adrian y soy de chile”.

+ mucho gusto! Y le dije mi nombre

– “él es Pedro y es de Ecuador, me dijo señalando a su compañero. Me han dicho que tu país es un paraíso”.

– Ah si? Pues yo soy de Perú, dijo el compita de la barra.

Comenzamos entre los 4 a hablar sobre temas que como latinoamericanos nos unían, y de cómo la “gente de aquí” era diferente a nosotros…

De repente, el compita de la barra, el Peruano, nos dijo, “A todo esto; porque estamos escuchando esta música? Voy a poner música de nosotros”. Y puso esta canción, la cual evidentemente todos nos sabíamos…

Esa noche de verano madrileña de 2007, terminó hasta la madrugada, llena de cervezas, buena música y mejores historias.

*Las historias reflejan las perspectivas y opiniones de sus autores y autoras.

Este es el subtitulo
Este es el título del popup

Este es el contenido

Texto del boton
ESP